Otra locura de Orlando Duque para redescubrir el país

Volver a encontrarse con Colombia. Ese es el último cuento que empieza a escribir el clavadista Orlando Duque.

El “Duque de las Alturas”, como se le conoce al diez veces campeón de la Serie Mundial de saltos, regresó al país no solo para vivir en su natal Cali sino para seguir haciendo locuras.

Una de ellas, la programó el pasado fin de semana en San Andrés, donde respaldado por la Armada Nacional, realizó un monumental salto de 22 metros de altura, lanzándose desde un helicóptero (ARC225) que tuvo el apoyo del buque hidrográfico ARC Roncador.

Años atrás lo hizo en Estados Unidos, donde se lanzó, también desde un helicóptero al río Hudson en pleno corazón de Nueva York.

“Queremos redescubrir Colombia con mi perspectiva, porque yo veo el país con ojos diferentes y siempre busco sitios para saltar”.

Ese es el pensamiento del deportista colombiano, quien alguna vez también realizó algo similar en la isla de Malpelo, en el Pacífico colombiano, o en Cartagena, al lanzarse desde lo más alto del barco insignia del país, el Gloria, a más de 25 metros.

Duque, de 43 años, estuvo 20 de ellos por fuera de Colombia, viviendo en Hawái y Austria, y aunque representó a Colombia en múltiples competencias, incluyendo su participación en el Mundial de saltos de altura, en el que se coronó como primer campeón, en Barcelona, España, en 2013, considera que es hora de afincarse en su tierra y explorarla.

“Fueron siete saltos desde un helicóptero espectacular, creo que de los más estables desde donde he saltado y la tripulación fue demasiado profesional, atendiendo cada pedido mío de ubicación en el aire, por eso toda la maniobra fue impecable”, apuntó Duque, de quien se aguardan más locuras en su casa .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *