Mauricio, único colombiano con récord mundial

Ganar oro en lanzamiento de jabalina estaba entre sus objetivos. Con lo que nadie contaba era con que lograra el récord mundial, así lo reconoce Mauricio Andrés Valencia Campo, quien alcanzó una marca de 38,23 metros, superando por 18 centímetros el mayor registro. Lo logró en el Paranacional disputado en Cali.

Antes de hablar de lo que significa este logro, el atleta que compite por el Valle del Cauca afirma que este logro es gracias a su compañero Diego Meneses: “Es mi rival y con su alto rendimiento y sus registros me lleva cada día a esforzarme más para vencerlo”.

Y es tal vez por eso que Mauricio no pensó en lo que Freiman Arias, su entrenador, siempre le insiste: “Los récords se baten en torneos internacionales”, El de Cali era un certamen para soltar brazos, pues su meta es la gira internacional que arrancará en mayo por Europa y Japón.

Debido a que la prueba fue en simultánea entre Meneses y Valencia, el doble medallista de los Paralímpicos de Río-2016 (oro y bronce) analizó a su rival y decidió darlo todo. “Descargué ese brazo pensando en ganar, pero la sorpresa fue enorme cuando confirmamos que la distancia era de 38.23”, comenta.

Todo lo que pasó en el torneo lo tiene feliz, pues cuando su hijo Máximo Mauricio llegó corriendo a la pista para felicitarlo, junto con sus compañeros de equipo, lo emocionó. También se conmovió con las palabras en la clausura del evento, cuando lo reconocieron como el mejor.

Alonso Mina, entrenador de la Selección Colombia, va más allá y afirma que Valencia es el único atleta colombiano (convencional o paralímpico) que logra un récord mundial y por eso la fiesta que se armó en Cali, tras validar la marca.

“Mauricio es un deportistas consagrado, que siempre está sonriente y que da el máximo en cada entrenamiento. Tiene, además de su talento, la chispa y la alegría para siempre ir por más”, dijo orgulloso Mina, quien confirmó que el delegado del Comité Paralímpico Internacional, que estuvo en Cali durante la competencia, avaló la marca.

Ayer el atleta siguió con su vida, con sus entrenamientos, pensando en los retos que se vienen y consciente de que en el próximo evento internacional será el centro de todas las miradas y el atleta al que todos van a querer vencer.

Por eso no pierde tiempo para ponerse a punto: seguirá trabajando a doble jornada, pues su meta está enfocada en los Juegos Paralímpicos de Tokio-2020,donde quiere ratificar su oro en la jabalina y ascender al primer lugar de la impulsión de la bala.

Su hijo, su esposa y su familia seguirán ahí a su lado, dándole esa fuerza extra para superar los registros y los límites de su cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *