e cumplen 110 años del “redescubrimiento” de Machu Picchu

e cumplen 110 años del “redescubrimiento” de Machu Picchu

Cinco líneas de trabajo para la recuperación económica y social le planteó el sector privado antioqueño al presidente, Iván Duque, en la reunión sostenida el miércoles, durante la visita que el mandatario realizó en Medellín.

La redacción del documento de 16 páginas fue liderada por Proantioquia, Comfama y la Cámara de Comercio de Medellín. El texto plantea una alianza empresarial para la reactivación del empleo para mujeres y jóvenes, impulsar la educación terciaria, establecer un plan de compra a emprendedores jóvenes, acometer un programa de inserción laboral (Temp Tech) y reactivar el empleo a través de las obras de infraestructura.

Para el empresariado paisa es de suma urgencia concentrar la mirada y las acciones en la población de jóvenes que ni estudian, ni trabajan (ninis) que, a 2020, totalizó un tercio de la población joven. “Los retos que entraña su situación en materia de reproducción de la pobreza y la desigualdad, de nuevo evidencian brechas de género, pues son las mujeres quienes registran mayor vulnerabilidad: para el trimestre mayo-julio de 2020, 42 % de las jóvenes del país eran ninis frente a 23 % de los jóvenes”, se lee en el texto (ver Paréntesis).

La estrategia se fundamenta en el trabajo con empresas comprometidas en cambiar las tendencias de contratación que hoy perjudican a las mujeres desde los sesgos en los procesos de selección y a los jóvenes desde la exigencia de experiencia laboral y la falta de formación pertinente.

La Alianza tiene entre sus promotores a los grupos Argos, Bancolombia y Bios, Haceb, Proantioquia y Comfama que aportan 13.850 millones de pesos y 300 puestos de trabajo.

Igualmente, hay otras 30 empresas que apoyan con otros 2.400 puestos de trabajo y cuenta con un equipo dedicado a gestión permanente de la consecución de recursos y empleos adicionales.Procesos formativos

Los empresarios antioqueños también le plantearon al Gobierno la necesidad de generar más posibilidades de formación técnica y acceso al empleo, e integrar a la estrategia de formación y educación para jóvenes los incentivos a la doble titulación y formación para el emprendimiento, la innovación, el empresarismo (ver gráfico).

Así mismo, se sugirió reglamentar la estrategia de apoyo al emprendimiento de la educación superior que contempla la Ley 2069 de 2020, lo cual contribuiría a la creación de oportunidades para la recuperación económica del país.

Otro aspecto en el componente de formación tiene que ver con el impulso a la vinculación de aprendices a las empresas en la etapa de aprendizaje y práctica. “Es la oportunidad de realizar contratos desde la etapa formativa (la empresa aporta 50 % del salario mínimo) y estructurar el currículo con énfasis en las temáticas que requieran la empresas consolidando grupos cerrados para lograr una formación más pertinente y alineada a las necesidades estas”, se explicó por parte de Proantioquia, entidad que preside Azucena Restrepo.

Posteriormente, la idea es continuar en la etapa de práctica (con 75 % del salario mínimo) con la oportunidad de adquirir experiencia para el estudiante y la posibilidad de continuar vinculado en la organización.Respaldo al emprendimiento

El plan de los empresarios antioqueños abarca un programa de Compra a Emprendedores Jóvenes, que busca promover los bienes y servicios finales, así como los productos intermedios, que tienen origen en las empresas beneficiadas por la Ley 1780 de 2016 (Ley de Emprendimiento Juvenil), a través de instrumentos que permitan acceso y continuidad a los diferentes mercados.

Esta iniciativa atendería de manera diferenciada las empresas dedicadas a las actividades de comercio, restaurantes y hoteles, frente a las empresas proveedoras de bienes intermedios y servicios para otras empresas.

La idea se promovería con una campaña entre los empresarios jóvenes sobre el uso de una plataforma digital para facilitar la comercialización de productos y servicios denominada Vitrina Empresarial, con el respectivo proceso de acompañamiento sobre el uso de la herramienta.

Adicionalmente, se realizaría un trabajo conjunto con cerca de 500 empresas grandes y medianas, en actividades previamente identificadas, con demanda de los bienes y servicios ofrecidos por los empresarios jóvenes.Temp Tech

Una de las principales barreras para que los jóvenes puedan acceder a un empleo es la falta de experiencia, por lo que el ingreso al mercado laboral exige una mayor curva de aprendizaje.

Desde esa perspectiva, el empresariado paisa sostuvo que es necesario crear oportunidades alrededor del primer empleo que impulsen una ruta laboral formal en los jóvenes.

Para remediar este factor se está trabajando en la creación de una plataforma que se llama Temp Tech para brindar esa primera experiencia a partir de una vinculación laboral formal que genere además conocimientos y desarrollo de competencias certificadas.

La plataforma contrataría a los jóvenes y en equipo con ellos desarrollaría retos y servicios para las empresas. Basa la sostenibilidad del modelo en la venta de servicios básicos de transformación digital con respuestas ágiles. Es así como los jóvenes verán en Temp Tech un empleador y formador y las empresas verán un proveedor de servicios de Tecnología de la Información (TI).

Los aliados pioneros de esta herramienta son Cesde, Comfama y la Cámara de Comercio de Medellín, entidades que esperan gestionar empresas que vean en este modelo la oportunidad de apoyar el empleo joven a la vez que resuelven desafíos cotidianos en TI que frenan su competitividad.

La apuesta es que desde las diferentes dependencias del Gobierno se generen retos de transformación digital que pasen por este modelo y que sean compradoras de los servicios prestados por Temp Tech a través de los jóvenes; por otro lado, se propuso definir subsidios y respaldo de fondo de garantías en créditos para empresas que desarrollen proyectos de transformación digital con este tipo de modelos o contratando jóvenes sin experiencia laboral para el tema y con las capacidades necesarias para abordarlo.